SOBRE ARQUITECTURAS IMPRESCINDIBLES, PERO HABITABLES

    SOBRE ARQUITECTURAS IMPRESCINDIBLES, PERO HABITABLES.

CARPINTARIA-WEB        A doña Matilde Alonso Salvador, arquitecto; a Quim Vives, nadador a              contracorriente y a favor, a Eva Sanchís, alcaldesa de Godella y a todos los lectores.

         M’agradaría molt, però molt molt, poder escriure aquesta nota en valencià, mes com hem d’abordar questions técniques, hauré d’abraçar el castellà que també és vehicle de comunicación i de cultura.

         Com l’article m’ha eixit un poc llarg, podeu continuar llegint al blog:

La señora Matilde Alonso Salvador titula su artículo: Arquitecturas Imprescindibles. (Levante 12/06/2018). Quiero añadir que su juicio va más allá de la mera opinión, siendo especialista en la materia que trata. Pero toca temas como el patrimonio arquitectónico y el urbanismo, al que son sensibles sus usuarios y como no, los propietarios. Por lo tanto, en este caso, estas opiniones tienen un valor que, en una balanza estarían a la par con el dictamen técnico.

CARPINTARIA-WEB

 

Básicamente estoy de acuerdo con la arquitecta y con las sesudas inquisiciones de Ximo, disculpa te conocí como Ximo o Chimo y Quim me cuesta todavía un poco. La rehabilitación en general, cuando procede por su valor, está muy bien, pero viene como casi siempre el problema de la financiación.El propietario privado, con frecuencia no puede abordar obras de restauración, con el mero, aunque muy loable fin, de poner en valor un edificio. Tiene que encontrar una rentabilidad o al menos una ayuda suficiente, para la cual, seguramente, no corren buenos tiempos. A menudo se restaura un edificio con muy buena praxis y después todos exclamamos: 0h, ¡qué bonito! Ahora, ¿qué vamos a hacer con él? Pongo a modo de ejemplo el hermosísimo mercado viejo de Burjassot. Se le ha salvado del deterioro, luce espléndido, pero no se sabe qué hacer con él.pre el problema de la financiación. El propietario privado, con frecuencia no puede abordar obras de restauración, con el mero, aunque muy loable fin, de poner en valor un edificio. Tiene que encontrar una rentabilidad o al menos una ayuda suficiente, para la cual, seguramente, no corren buenos tiempos. A menudo se restaura un edificio con muy buena praxis y después todos exclamamos: 0h, ¡qué bonito! Ahora, ¿qué vamos a hacer con él?

MERCADO-BURJASSOT-1-WEB

Me gustaría proponer abordar la cuestión a la inversa. En el caso de la carpintería, sería preguntarse: ¿qué uso se le puede dar? Pero sería de agradecer propuestas imaginativas, más allá de un centro comercial o un salón multiusos para la municipalidad. Esto último si se considera que andamos escasos de este tipo de espacios, sería estupendo, pero no al revés: ya que no sabemos qué hacer con él le colgamos este rótulo.

¿Sería posible hacer viviendas, sin alterar gravemente su volumetría ni sus huecos en fachada, siguiendo el ejemplo de la antigua fábrica de telares de seda de Burjassot? O mejor aún: ¿seriamos capaces de atraer a un industrial, que supiera valorar instalarse en un edificio singular, que redundaría en reclamo y publicidad de su industria? O ¿es que la actividad industrial moderada, hablo de una carpintería, ya es una actividad non grata?

Lo que me atrevo a sugerir, quizás sea muy naif, que, a partir de conocer el uso probable, abordar la rehabilitación.

Por alusiones he de responder a la señora Alonso Salvador y me gustaría que la alcaldesa se hiciera eco. Cito textualmente: “Si tanto la industria, como las casas, no están catalogadas, significa que no valen nada.” No sé si con ello se percata que toca otro de los puntos muy sensible en Godella; los edificios catalogados.

Sin entrar en los criterios que, en su día, se siguieron para la catalogación; a menudo tan sólo porque fue residencia estival de algún noble o clérigo de altura, el patrimonio catalogado, debería conseguir, como valor añadido, que el propietario, el conciudadano y el pueblo entero pudieran sacar pecho de ello. A menudo, se pierde de vista que estos edificios, en su mayoría decimonónicos, precisan de adaptaciones a los modos de vida actuales. No se puede pretender, pongo por caso que sus moradores tengan que acceder por una escalera rampante, que no cumple con las normas de habitabilidad actuales, pero en aras de su conservación, no se permite que el usuario pueda subir con dignidad. Sí el escusado “el comú” es una cabina en una terraza, no se permita hacer de ella un cuarto de baño digno, aunque ello implique agrandar ligeramente y dignificar esa pequeña obra. Si hay un acceso a la cubierta, donde se emplaza, desde su origen una terraza singular y el modo actual de acceder a ella sea una escalera de barco, como Heidi para subir a su granero, no se permita dotarla de un acceso digno, bajo amenaza de demolición, caso de realizarse.

Estas y otras férreas intransigencias, consiguen el efecto contrario; que el propietario y la población en general se aparte, huya de él desprecie el patrimonio arquitectónico por problemático.

Sé que esto es abrir otro melón para el debate, pero ahora ya está puesto negro sobre blanco. Buena reflexión, queridos lectores.

Manuel Salvador Redón, delineante, geómetra y escribidor de historias.

Agujeros Negros. (Continuación del Gran Vacío).

(Ver el artículo anterior)

              Agujeros Negros. (Continuación del Gran Vacío).

 ROTO-1           Continuamos con el asunto de los bancos de las estaciones de Metrovalencia, en particular la de Ángel Guimerá. El tema ha tenido cierto eco, leído por algo más de 200 personas que, en mi caso, para ser bajito y de Teruel, no está nada

mal.

Lo hemos titulado Agujeros Negros, continuación del Gran Vacío, pero para los que no gustan de la metáfora y prefieren llamar al pan, pan y al vino, vino, les dedico este tercer titular: Los No Bancos

Y a eso es a lo que me he dedicado: a documentar los no bancos, que son más numerosos, por tanto, para una empresa, como la mayoría, que gusta de cifras, estas son más abultadas; nada que ver con las pobres de los pobres bancos supervivientes.

Pero antes procede, para ilustrar la exposición, ocuparnos del argot ferroviario y sentar algunos conceptos, para mejor ubicar a los lectores que, aunque pocos, son a los que va dedicado

 VIA-ASCENDENTE-VIA-ASCENDENTE-WEB  Se establece el concepto de Vía Ascendente y Vía Descendente. Tras consultar algunos tratados y fuentes fidedignas, se considera Vía Ascendente, aquella que discurre de sur a norte. Es de todos sabido que el este y el oeste también existen, así, la vía ascendente será, en cualquier caso, aquella que, teniendo su origen en una estación, más al sur, tenga como destino una más al norte, aunque el trazado sea sur-noroeste, pongamos a modo de ejemplo. En nuestro caso, el trazado Villanueva de Castellón-Bétera, es de manual: sur-norte, casi puro. Sin embargo, por razones inexplicables, esta línea del metro de Valencia, línea 1, recibe el nombre de Bétera-Villanueva de Castellón y no a la inversa. Resumiendo, la Vía Ascendente es la que, partiendo de Villanueva de Castellón, llega hasta Bétera y la descendente, la que regresa. Por añadidura, la Vía Ascendente, recibe el nombre de Vía 1 y la descendente, Vía 2. Ambos trayectos pertenecen a la Línea 1.lo mejor de mis prosas.BIPEDESTACION-NERVIOSA

El objeto de nuestro estudio, es el de los No Bancos en la estación de Ángel Guimerá, de la línea 1 de Metrovalencia. Mostramos a continuación, sobre el andén de la Vía Ascendente y la Descendente, el gran vacío dejado por los No Bancos.

AGUJEROS-VIA-2-2  Cuando publicamos el anterior artículo: El Gran Vacío, quedaban sobre la Vía 1, tres supervivientes de lo que fueron bancos al principio de los tiempos y sobre la Vía 2, cuatro. Esta pequeña diferencia de supervivencia tiene, a nuestro parecer, la razón de ser de mayor uso el andén ascendente que el descendente. Hay mayor flujo de viajeros, por lo tanto, más ansia sedente del culo viajero, como se explicó en el artículo anterior.

AGUJEROS-VIA2-1

AGUJEROS-NEGROS-2

AGUJEROS-NEGROS

Así estaban las cosas, cuando el referido artículo fue publicado, incluso cuando éste, que querido lector aventurero tienes bajo tus ojos, fue comenzado. Antes de este ser concluido, recibimos el aviso halagador de que nuestra publicación había surtido efecto y que nuevos bancos estaban siendo instalados. Tuvimos que interrumpir la conclusión de este escrito, para efectuar inspección ocular in-situ pues, aunque lo que narramos tenga ínfulas literarias y apariencia de cuento, queremos que los datos sean reales.

ANSIEDAD-SEDENTEEfectuada la comprobación, lamentamos comunicar, que el aviso fue una verdad a medias; se han reinstalado dos de los viejos “primos” sobre el andén 1 y dos sobre el andén 2. El cómputo final es de 5 viejos bancos sobre la Vía Ascendente y 6 sobre la descendente.

VIEJO-SUOPERVIVIENTE-ANDEN-VIA2

Algo es algo, no lo negamos, pero dista mucho de lo que hubiéramos deseado.

El Viajero Errante.

IMPULSION EN BETERA. UNA ESTACION DE BOMBEO QUE TAMPOCO FUE.

IMPULSION EN BETERA. UNA ESTACION DE BOMBEO QUE TAMPOCO FUE.

 

 PARA-BOMBAS-CROMO           En estos días de tranquilidad aparente, en los que los encargos profesionales, cuando los hay, no vienen con las premuras de otros tiempos no tan lejanos, consideramos adecuado evocar, del pasado inmediato, algunos proyectos singulares. El que nos ocupa es el segundo, de una corta nómina, que por razones que a nadie se le escapan, pero que nadie conoce con exactitud, no se ejecutaron.

En 2010, el ingeniero de caminos Don Juan Vicente Albín Ñíguez, recibió el encargo de redactar un proyecto de Estación de bombeo, balsa de regulación y tuberías de impulsión. Éste tuvo a bien encargarnos, bajo sus directrices,  la confección de los planos necesarios para la ejecución del proyecto.

Extraemos ahora lo más relevante de la Memoria que acompañaba el mentado proyecto. Lo hacemos de una manera sucinta, sin entrar en cuestiones técnicas de hondo calado, habida cuenta que este es un texto de divulgación general.

 

De la Memoria.         

            El proyecto fue  encargado por un Agente Urbanizador con objeto facilitar la evacuación de las aguas residuales y parte de las pluviales de los sectores R-21, Monte Sano, y La Clotxa. Estos tres sectores vienen recogidos en el planeamiento vigente del Término Municipal de Bétera.

 

            El vertido final de dichas aguas está previsto que tenga lugar a través del denominado “Colector Camí L´Eliana”. El punto de recogida del caudal en la cola del Sector R21 se encuentra en un punto bajo del terreno, que linda con el Sector denominado de “El Manisero”. Por este motivo será necesario un aporte de energía para extraer el flujo hacia el citado colector, lo cual requerirá varios equipos de bombeo.

            La solución que se propone tiene como principales ventajas el presentar un volumen de excavación medio, y al mismo tiempo no requerir de equipos de bombeo de potencia excesivamente elevada. Este sistema ha sido consensuado con el Ayuntamiento de Bétera, dando el visto bueno a su desarrollo.

 

             Tanque de tormenta

 

            El tanque de tormenta será el primer depósito al cual se incorpore el flujo tras la llegada de los colectores procedentes de la red del sector R-21.

 

            Dicho tanque consistirá básicamente en cuatro cámaras conectadas entre sí, que serán las siguientes:

-          Cámara de recogida de aguas fecales

-          Cámara de recogida de aguas pluviales

-          Cámara de impulsión de aguas fecales

-          Cámara de impulsión de aguas pluviales

 

            A nivel de funcionamiento, el flujo entrará desde la red unitaria en la cámara de recogida de aguas fecales, que será la situada a mayor cota de las cuatro. Desde dicha cámara, el flujo vierte a la cámara de impulsión de fecales, que bombean de forma intermitente en función del nivel existente en la cámara.

 

            Cuando tras un aguacero la escorrentía comienza a generarse, la red unitaria comienza a trasegar a través de ella las aguas residuales en conjunto con las aguas de lluvia. En ese caso las dimensiones de la cámara de de recogida de fecales pasa a ser insuficiente, por lo que el flujo rebosa a través de un vertedero lateral de labio fijo situado a cota +109.55 metros. Dicho vertedero llevará un panel longitudinal de acero galvanizado a modo de rejilla para evitar que los sólidos en suspensión viertan de forma masiva a la cámara de recogida de pluviales.

 

            La cámara de recogida de fecales servirá para embocar el flujo de aguas negras hacia las bombas. La cámara de pluviales tendrá unas dimensiones mayores, de 6 metros de largo por 8 de anchura, para así poder almacenar las tormentas de pequeña entidad e impulsarlas sin necesidad de verter a la balsa de laminación. De este modo se evita utilizar la balsa para estos aguaceros ordinarios, en los que la dilución respecto al flujo de aguas negras va a ser baja.

 1-EMPLAZAMIENTO

   2-PLANTA-GENERAL

      3.1-EB

  3

 

4-BALSA-DE-REGULACION9-2La Película.

A veces los proyectos hay que contárselos a un público diverso con desigual grado de conocimientos técnicos. Aún para los más versados quisimos hacer una película que recreara de forma sintética el funcionamiento de la Estación de Bombeo. Pueden verla, si gustan, en el siguiente enlace: https://www.youtube.com/watch?v=2s_9qzterN8&t=3s

Manuel Geómetra