BANCO LAMBDA

       BANCO LAMBDA.

    BANCO-DE-JARDIN-LAMBDA-LAMBDA Un banco para uno mismo. Un proyecto personal, íntimo; no para la galería. El germen de esa idea nació años ha, cuando tras una reforma sobraron unos metros de pletina de 100 x 6 milímetros. Pero no había prisa. Toda idea pospuesta parece condenada al olvido, cuando la emergencia de lo inmediato parece arrinconarla más y más. Un silogismo, cuya autoría desconocemos, proclama que lo urgente nos aparta de lo importante. Pero cuando la idea latente es fuerte y el individuo que la engendró, constante, aquélla quema en el interior y pugna por salir, emerger, materializarse.

     Aquellos metros de pletina fueron empleados para otro proyecto y ese fue el desencadenante. A menudo, la pérdida de lo que nunca se tuvo, en lo material, pero sí en el plano de las ideas se sufre más.

 MADERA-HAYA     También contaba con tablones que se fueron desmembrando de un soberbio tablero de haya desvencijado por la intemperie. Cuatro centímetros de espesor. ¡Contundente! Desde que la madera saliera de su hayedo natal por la fuerza del hacha machadiana, hasta lucir expuesta de nuevo a la intemperie de un jardín asilvestrado, había recorrido un amplio periplo.

    PERFILES  Las manos laboriosas del carpintero, tras salir del aserradero, ensamblaron sus tablones hasta formar un robusto tablero que fue dispuesto sobre una poderosa estructura metálica, hasta confeccionar una mesa para uso escolar en taller de tecnología.

     Algún biempensante, éstos son siempre los más peligrosos, decidió camuflar la belleza de su veta bajo una capa de pintura gris, plomiza y anodina. Luego sufrió el maltrato de los “delicados” escolares que lo aguijonearon con puntas sin cabeza, sepultando su acero entre sus carnes duras.

    BANCO-DE-JARDIN-PARALELISMO Fue rescatado, in extremis, de la piqueta y de la escombrera ante una inminente remodelación del centro escolar.

     Durante años, como un ejercicio de fondo, se la fue sometiendo a la acción de decapantes y abrasivos. Se le intentó extraer las puntas del acero impropio…

     Tras unas lluvias, expuesto el tablero sin protección, tras el secado, sus tablones se desencolaron y separaron unos de otros, buscando su estado primigenio. Como resultado obtuvimos, a partir del soberbio tablero,  hasta cuatro tablones de diferente dimensión.

     El más ancho se pensó para el asiento; uno de los más estrechos para el respaldo.

  BANCO-DE-JARDIN-LAMBDA-VISTA-1  Se recuperó, por tanto, la idea del banco. Se compró una nueva barra de pletina de 100 x 6 milímetros (se sirven en longitudes de 6 metros).

   BANCO-DE-JARDIN-LAMBDA-VISTA-2 Se recuperaron los diseños antiguos y se fueron modificando hasta dar con el proyecto final; que, como no podía ser de otra manera, durante la ejecución, sufrió ligeras modificaciones.

   BANCO-DE-JARDIN-LAMBDA-VISTA-3 Nunca se tuvo en mente la idea de la letra griega. Siempre se trabajó, en su concepción, sobre una de sus costillas; la izquierda, así considerada desde la óptica del usuario. Al ejecutar la derecha, es decir la simétrica de la anterior, su creador exclamó: ¡Parece una lambda; es una lambda!

    BANCO-JARDIN-OBRA-Y-AUTOR El banco ya tiene nombre.

     Manuel Geómetra

Paris Fluvial, el Calendario-2016

PORTADA-WEBParis Fluvial, el Calendario-2016

Cuando hicimos Esto Rayuela, corto con vocación de medio-metraje, tuvimos la sensación de habernos vaciado. Fue mucho el trabajo para tan poca proyección. No entrando en canales oficiales ni extraoficiales se quedó en un ámbito muy doméstico, tan solo visionada por algunos amigos y la paciente familia.

Como consecuencia tenemos estudiada, medida, dibujada y representada una buena porción del eje fluvial del rio Sena en su paso por Paris, desde el Institut de France-Pont des Arts hasta la Gare d’Orsay, actual museo. Sobre la margen izquierda Rive Gauche se representan dichos monumentos y todos los edificios comprendidos entre ambos, configurando una hermosa fachada sobre el Sena. El equivalente en la otra orilla Rive Droite está ocupada por el Palacio del Louvre (más de 700 metros lineales) y el Jardin des Tuileries.

Decidimos rentabilizar todo este material, realizando este Calendario Fluvial de Paris que hemos confeccionado como un viaje.

PORTADA-WEBPORTADA

L’Institut de France en el Quai de Conti, origen de los paseos de Horacio Oliveira en busca de la Maga, se erige en centinela y preside la escalinata que, desde el Pont des Arts, desciende al muelle donde atraca una pinaza color borravino.

.

.

.

.

.

.

ENERO-WEB

ENERO

En la otra orilla, el Pont des Arts se da de bruces con el Palacio del Louvre, antaño centro de poder, hoy el museo más visitado de Europa. Comienza la Rive Droite, pero ¿encontraría a la Maga?

.

.

.

.

.

.

.

FEBRERO-WEB

FEBRERO

Un Pont des Arts seccionado nos muestra una Maga moderna: La Promeneuse du Pont des Arts que levita sobre sus tacones en pleno recogimiento.

.

.

.

.

.

.

.

.

MARZO-WEB

MARZO

Desde uno de los Pabellones, alas del Institut de France, el primer puente completamente metálico, el Des Arts, apenas intercepta en lo visual la vetusta fachada del Palacio del Louvre.

.

.

.

.

.

.

.

ABRIL-WEB

ABRIL

Junto a los peldaños del Pont, unos bouquinistes tramposos, en un emplazamiento imposible, tratan en vano de desviar la vista sobre la Promeneuse.

.

.

.

.

.

.

.

.

MAYO-WEB

MAYO

La escalinata del Pont, en su descenso, acoge unas damas pizpiretas que son saludadas, o ¿es qué el vientecillo travieso hace de las suyas con el sombrero? En lontananza se advierte el centinela de hierro que todo lo observa.

.

.

.

.

.

.

JUNIO-WEB

JUNIO

Las farolas telescópicas del Pont du Carrousel bañan con su luz ambarina las negras aguas del Sena. Una nave, la del olvido, viaja, sin tripulación, hacia un destino del que toma su nombre.

.

.

.

.

.

.

.

JULIO-WEB

JULIO

En el Quai Malaquais, a los pies de l’École Nationale Supérieure de Beaux-Arts ; embarcación, Rio y marineros sonríen ante el inútil cortejo del galán del sombrero.

.

.

.

.

.

.

.

.

AGOSTO-WEB

AGOSTO

De vuelta al Quai de Conti, el carbonero persuade a unos achispados a viajar en su barcaza sobre montañas de negro mineral. La piedra de carbón marcada sobre los glúteos es tendencia, añade.

.

.

.

.

.

.

.

SEPTIEMBRE

La Promeneuse contempla esta inusitada reunión mundana bajo el vidrio de la Pyramide du Louvre.

(IMAGEN SORPRESA)

OCTUBRE

El Pont Royal y el edificio de la Gare d’Orsay… Un coche aguarda. Acaso se presagia el final del viaje.

(IMAGEN SORPRESA)

NOVIEMBRE

La Gare d’Orsay. En tiempos de la “Rayuela” de Cortázar ya estaba cerrada al tráfico ferroviario. Durante la presidencia de De Gaulle, uno de los edificios más lindos de Paris, estuvo a punto de ser demolido. Una voz en off dijo: estos boludos acabarán haciendo un museo, o sino al tiempo.

(IMAGEN SORPRESA)

DICIEMBRE-WEBDICIEMBRE

Donde acaba este viaje fluvial con guiño “Rayuelista”. Todo el elenco se despide hasta el próximo año, en otra ciudad. ¿En cuál será?

.

.

.

.

.

.

.

.

.

20  E para la imprenta

2 E  para el autor

Manuel Geómetra / Manuel de Français

Les Batiments / Los edificios

Les Batiments / Los edificios

00-PARIS-BASE-TERRITORIO-DE-A-POCOS

     A partir de fotografías (si no hemos tenido la suerte de tomar nuestro croquis in-situ), con la ayuda de un programa vectorial de dibujo (en nuestro caso AutoCAD), dibujamos los alzados lo más esquemático posible. También dibujamos la ocupación en planta de nuestro edificio.

1-EN-EL-SUELO-WEB

     Importamos el dibujo de AutoCAD al programa de modelado 3d, en nuestro caso el “sketchup”. Dependiendo de las unidades en que trabajemos, habrá que escalar el dibujo. Nuestro consejo es que trabajemos en verdadera magnitud con dimensiones reales. Si en AutoCAD hemos concluido que nuestro edificio tenga 20m. de fachada, en  sketchup también medirá 20m.

2-IZADO-WEB 3-IZADO-2-WEB

     El siguiente paso es colocar los alzados en el plano que corresponde. Al importar los tenemos en el plano horizontal. Así que habremos de girarlos 90º en el eje vertical.

     Ahora daremos en planta un grosor a los muros (para los vetustos edificios parisinos 50 cm. es una magnitud apropiada). Para grandes monumentos tipo Palacio de Louvre podemos considerar 1m. Extrusionamos el edificio en planta, esto es; le damos la altura que hayamos calculado. Este será nuestro modelo 3d de partida sobre el que añadiremos lo que proceda y haremos las modificaciones pertinentes.

5-ALZADO-2-WEB

    Llevamos los huecos y los elementos más relevantes que queremos destacar al modelo en 3d. (El efecto es como si lo pegáramos a la fachada).

     En ningún momento hemos de perder de vista cual es nuestro objetivo. Si se tratara de dibujar un edificio para representarlo solo, podríamos ir al máximo detalle. Pero en nuestro caso vamos a colocarlo geográficamente en su emplazamiento y va formar parte de una panorámica de ambas márgenes del Sena, así que se verá muy pequeño, por lo que no procede recargarlo de detalle, por dos motivos, a saber: primero porque nos quedaría prácticamente un borrón negro, segundo porque nos “pesaría mucho”. En una panorámica con elementos construidos en 3d, hay que aligerar al máximo. De ahí se deriva el concepto de Idealización. El dibujo del edificio hay que reducirlo al mínimo imprescindible pero que asuma su personalidad y que nos permita diferenciarlo del que está a su lado o 200 metros más allá. Llegar a ello es desarrollar un ejercicio de sensibilidad, de sutileza que puede ser innato en el dibujante pero que mientras va ejecutando ira modificando ligeramente sus ideas apriorísticas. Dicho de otro modo: Un espíritu sensible es necesario, cierto, pero es sobre todo el trabajo y la experiencia quien acaba moldeando esta praxis. Luego se puede aprender!

6-ALZADO-HUECOS-WEB Divagaciones filosóficas aparte, continuamos ahora, labrando o vaciando los huecos que venimos de marcar sobre la fachada, obteniendo así un modelo troquelado en su fachada visible y ciego en las no visibles.

7-ALZADO-3-WEB

8-ALZADO-4-WEB

      Por la parte interior dibujamos una lámina de acristalamiento que recoja la totalidad de los huecos que queremos que participen de ese material. En planta baja dibujamos una lámina opaca detrás del hueco

de la puerta y otra lámina translúcida                  9-ALZADO-5-WEB                                                                    para los huecos a derecha e  izquierda de la puerta.

10-CUBIERTA-1-WEB                          La cubierta será a tres aguas. Sobre un plano horizontal dibujamos en planta las líneas significativas de la cubierta. El muro de medianera lo levantaremos, terminándolo con las pendientes propias de las cubiertas.

            Levantamos la cubierta (tirando) de las líneas significativas. 12-MANSARDA-1-WEB

     Ahora viene el momento más delicado. Hemos dibujar las mansardas de tal forma que al llevarlas sobre la cubierta ya levantada, mediante intersecciones de planos consigamos recortar el hueco que dichos planos aíslan en la cubierta.

           Conseguido esto nos metemos dentro o bajo la cubierta y dibujamos la lámina de cristal que recoja la totalidad de las mansardas. Aplicamos materiales a la cubierta y finalmente colocamos las chimeneas tan características del paisaje parisino. Ya tenemos nuestro modelo terminado.

13-final-WEB

            Lo colocamos en nuestro modelo geográfico y vemos que queda como un granito en la orilla izquierda (Rive Gauche) del Sena.

            A partir de ahora no hay misterios. Todo es trabajo. Ánimo a seguir dibujando edificios.

                                                         Manuel Geómetra

 

DIBUJANDO PARIS DESSINANT PARIS. A- El territorio, Le territoire

      DIBUJANDO PARIS  DESSINANT PARIS.

      El territorio, Le territoire.

Dos palabras, un verbo y un sustantivo (nombre propio donde los haya) expresan sin duda el sueño, la aspiración, el reto de cientos (no sabría cuantificar), de miles de hombres; acaso y casi seguro también de mujeres.

Habiendo llegado al grado de civilización actual, son en gran número las herramientas impensables hace unas décadas las que acuden en nuestro auxilio para tan titánica tarea. Casi todas ellas, ya lo habrán adivinado son fruto o el resultado de la revolución informática, exenta de ideales si se quiere, sin alma ni conciencia, arrolladora; probablemente la mayor de la historia de la humanidad. Y según los profetas de esta nueva Deidad, el grueso está todavía por venir.

Sentadas estas bases, cúmulo de obviedades por otra parte, sin más rodeos, entremos en materia.

       1. El ámbito de actuación.

BASE-PARIS-WEB

       1a. Tomemos una base cartográfica sobre la que marcaremos el ámbito que queremos representar. Siempre podremos ampliar y/o reducir. Lo más científico sería partir de una base vectorial, pero ello y más tratándose de un país extranjero puede resultar complicado y al alcance de una élite. Tomemos algo accesible al común de los dibujantes. Un plano de Paris, mientras más detallado mejor en formato papel y de venta en librerías.

      1b. Escaneamos la zona que nos interese, obteniendo un fichero de imagen (jpg en nuestro caso pero hay otros)

      1c. La puesta a escala. Consideramos este paso esencial. Podemos admitir que para un dibujante intuitivo, eminentemente artístico, este paso no sea necesario, pero nuestra formación como delineantes (dibujantes de precisión), no nos permite obviar este paso. Para ello abrimos Autocad (hay otros programas vectoriales), pero éste es el que conocemos. Insertamos la imagen como referencia de imagen raster, lo que quiere decir que la imagen la visualizamos en nuestro dibujo pero en realidad no está contenida en él, no nos pesa sino que la “llamamos” mediante una referencia. Es muy útil que la imagen este guardada en la misma carpeta en la que tenemos el dibujo en el que trabajamos. La imagen insertada será un rectángulo, tendrá una magnitud X, la que sea en la que muy probablemente uno de sus lados sea la unidad. Seleccionamos la imagen y le aplicamos un factor de escala x 100. Esto es tan solo una primera aproximación.

Trazaremos una línea entre dos puntos bien definidos de la imagen. Es conveniente que sea una línea oblicua (ni horizontal ni vertical), pues así sus extremos tienen valores significativos en x y en y. Medimos la longitud y la anotamos. Es absolutamente útil que las unidades las tengamos definidas en metros. Ahora medimos sobre el mapa en papel la distancia entre esos dos puntos. Podemos ir al milímetro, incluso a la décima de milímetro si somos capaces. Aplicando la escala numérica indicada en el plano, nos dará una distancia (probablemente en milímetros) que habremos de reducir a metros. Lo más normal es que nos salga una magnitud mayor a la medida en el dibujo de autocad. Así con el mismo origen que la línea primera, trazamos una línea con la misma inclinación pero con la magnitud calculada sobre el plano en papel. Para diferenciar las dos líneas superpuestas podemos adjudicarles capas y/o colores diferentes. Ahora seleccionamos la imagen y la línea primera y de manera gráfica (es lo mas fácil), ajustamos la longitud de la línea y el plano a la longitud de la segunda línea. Ya tenemos la imagen a su escala natural. En nuestro caso hemos considerado la línea que uniría los dos vértices opuestos de “La Isla de Francia” (en la que está Notre Dame). Esta imagen nos servirá de plantilla para calcar las geometrías que nos interesen.

       2. Dibujando en Planta.

Calcamos dibujando con (autocad u otro programa vectorial) encima los siguientes elementos: el cauce del rio, los muelles, los puentes, las manzanas de edificación, los jardines cuando son muy significativos, en nuestro caso. Le Jardín des Tuileries. Podemos hacerlo todo lo complejo que queramos, pero recomendamos la simplificación y la idealización. A cada uno de estos elementos enumerados, le adjudicamos una capa diferente.

    3. Importacion y extrusión.

PARIS-BASE-1-WEB

Importamos el dibujo resultante (el fichero *.dwg si es de autocad) a un programa de modelado. Hemos elegido el sketch up que es un programa muy intuitivo.

PARIS-BASE-TERRITORIO-DIBUJO-2-WEB

Extrusionamos, esto es; damos altura a los distintos elementos. Por ejemplo: al cauce del rio el nivel más bajo, unos metros más elevados los muelles y todavía más, las plataformas e islas sobre las que edificaremos. Recomendamos magnificar la altura; ya que la zona representada es muy extensa, para que se aprecien las diferencias de altura.

PARIS-BASE-TERRITORIO-DIBUJO-3-WEB

Ahora podemos diferenciar por colores o materiales los distintos elementos.

Ya tenemos la base de nuestro dibujo, el territorio. En una próxima entrega nos ocuparemos de la edificación.

Para leer sobre Le Pont des Arts, pinchar el enlace:

http://blog-entonoquedo.msal-delinea.com

Manuel Geómetra

 

La France n’est pas un hexagone mais un heptagone, ou un octogone ?

La France n’est pas un hexagone mais un heptagone, ou un octogone ?

 

Qui fut le premier ? Je ne le connais pas. Quelqu’un, quelqu’une, chers lecteurs peut m’apprendre qui fut le premier en formuler l’idée que la France est un hexagone ? Parfois un politicien, un journaliste, un homme, une femme de lettres, même un géographe ? Mais pas un géomètre ; ça va de soi !

Voyons, si l’on met un point gras, en rouge, sur les points saillants considérés, à savoir : au nord : Dunkerque, nord-est : Strasbourg, sud-est : à peu près Menton, sud : Perpignan, sud-ouest : Hendaye et nord-ouest : Brest, on obtient six sommets ou vertex.

Si l’on unit ces six vertex on obtient un polygone à six cotés et six sommets, bref ; un hexagone. Un hexagone assez irrégulier mais en tout cas un hexagone. Mais qu’est-ce qu’il est arrivé ? On a fait annexion d’a peu près 485.500 Km2. d’océan (triangle H-R-B) et environs 259.000Km2. empruntés à la Suisse, à l’Italie et comme par hasard a l’Allemagne (triangle M-S-L). Ces nouveaux points R et L ce correspondent, le premier, avec La Rochelle et le deuxième avec le Lac Léman.

Rendre aux nations voisines leurs territoires est un acte de politesse et de bon voisinage. On pourra discuter si ces quelques milliards d’hectolitres d’eau salée sont communales ou non et tandis qu’on discute, on a obtenu un heptagone.

Cela nous pose un petit problème. Les polygones ayant un nombre de cotés impairs sont très méconnus de la population. Le triangle est bien connu, le pentagone par influence américaine aussi. Mais heptagone, ennéagone, hendécagone…, même pour des spécialistes, à partir d’hendécagone ça se complique.

Comme l’écologie est nécessaire et bien à la mode, nous allons rendre tous les hectolitres à l’océan. Et voila ! Comme par enchantement, nous obtenons un octogone. Un octogone aussi irrégulier mais bien charmant, élégant, comme une femme avenante, avec sa ceinture (R-L) étroite et ses hanches provocantes.

N’aimez-vous pas cette France octogonale ?

Manuel Geómetra

El Matrimonio Palavrakis o las opciones de un banco sin respaldo.

El Matrimonio Palavrakis o las opciones de un banco sin respaldo.

     Pudiera parecer si no raro al menos curioso que en un cuaderno de arquitectura, ingeniería, diseño…, el universo de la geometría, publicáramos un artículo sobre una obra teatral. El lector atento observará que elementos de urbanismo y de geometría pura se entremezclan en este artículo que ha de leerse al estilo de Rayuela, saltando de una página a otra; de un blog a otro.

Primera Parte

     Como las hijas de Helena, tres son las vías que discurriendo paralelas buscan la mar en la ciudad de Valencia. Las de Blasco Ibáñez y la de los Santos Niños Justo y Pastor no lo consiguen pues se topan con el entramado de calles de los poblados marítimos, afortunadamente para algunos y por desgracia para otros. Tan solo la avenida del Puerto gracias precisamente al puerto de Valencia lo consigue.

     Como singularidad la de los SS. NN. Justo y Pastor hacia la mitad de su trazado se encuentra con  el llamado chalé de Ayora y sus magníficos jardines ganados como espacio urbano para esparcimiento de las gentes del barrio. Este magnífico accidente obliga a que el vial describa un pequeño bucle  semicircular para salvar el ábside del singular edificio.

     Como complemento en espacio continuo las piscinas municipales integradas en una plaza urbanizada con cierto encanto son el complemento urbano que ha venido a revitalizar el barrio.

     Situándonos en este entorno, la calle Ramiro de Maeztu que discurre paralela a la anterior mencionada limita el conjunto lúdico-deportivo por el sur. Caminamos unos metros hacia el oeste y nos recibe de inmediato la desolación de unos solares vallados a derecha e izquierda de la calle Guillén de Anglesola. Donde ahora hay desolación había viviendas bajas, populares, seguramente degradadas, que en general  se erradican de la ciudad de Valencia. Parece ser que hay sensibilidades que se ofenden ante este tipo de construcciones. ¡No nos vayan a tomar por pueblerinos! Tomamos esta calle dirección avenida del Puerto y tras la desolación, la vía se ensancha y presenta mediana más o menos ajardinada y a ambos lados edificios de viviendas modernas, en altura, impersonales…

     El ensueño, sempiterno acompañante del caminante que les relata, se disipa al comprobar que precisamente en el bajo de uno de estos edificios impersonales, tiene ubicación el Teatro Círculo. Tras una primera decepción, la indulgencia se hace paso; los grupos independientes no pueden permitirse edificios históricos.

     Tras franquear la persiana un pequeño hall distribuye los accesos de la sala, el aseo adaptado, el cuartillo del taquillero y un rincón con publicaciones varias.

     Para leer la continuación pinchar el siguiente enlace:

     http://blog-entonoquedo.msal-delinea.com

    Tercera parte

     Las opciones de un banco sin respaldo (viene del blog.entonoquedo)

     A lo largo de la obra los atléticos actores se sirven de un banco sin respaldo, único elemento en el escenario si exceptuamos un árbol-perchero.

Colocado en su posición normal sirve ora como banco (su fin primigenio), ora como cama improvisada, ora como paritorio…

     Con una maniobra, ejemplo de lo que sería torear al alimón, los magos de la escena lo ponen “patas arriba” y merced al diseño estudiado de sus patas, ambas son un paralelepípedo, pueden recrear una escena de conductor-copiloto por ejemplo.

     Con una segunda maniobra y poniéndolo de canto es decir que la vista en alzado pasa a ser planta se recrea otro tipo de asiento improvisado.

Es la genialidad de la geometría simple al servicio de la escena.

Manuel Geómetra

No digas que fue un sueño

No digas que fue un sueño

 

 

  • Anteproyecto:                     Viviendas y Aparcamientos
  • Superficie:                          2033,40M2.
  • Autor del Proyecto              Rafael Arlés Font, arquitecto
  • Colaborador:                       Manuel Salvador Redón, delineante
  • Promotor:                           Particular
  • Gestación del Proyecto:         —-
  • Redacción del Proyecto:        —-
  • Fecha Anteproyecto:           Enero de 2008
  •  

 

Efectivamente, parecía un sueño. Tras una temporada de importantes proyectos tales como: elevación para cambra, ampliación de vivienda unifamiliar, proyecto de porche etc., llegaba algo de cierta entidad.

Como decíamos parecía ideal: el solar tenía posibilidades, las únicas premisas de los promotores eran que fueran viviendas dignas pero económicas y lógicamente las máximas posibles. Ninguna cortapisa de otra índole si exceptuamos la normativa vigente que tan a menudo moldea los proyectos.

Viviendas tipo apartamento de un dormitorio, viviendas de dos dormitorios y excepcionalmente una de tres dormitorios. Cocinas incorporadas sin renunciar a un pequeño lavadero independizado. Total dieciocho viviendas. No estaba nada mal.

Tres plantas eran posibles: Planta de semisótano para aparcamiento y trasteros, Planta baja y planta primera. Si bien todo el conjunto formaba una unidad edilicia, admitía sin embargo distintas lecturas, a saber: Un edificio único con dieciocho viviendas o bien la suma de dieciocho viviendas

La línea de fachada se desarrollaba en tres tramos siendo el central a modo de un gran chaflán. Habiendo un acceso común al barrio, cada vivienda desde la parte posterior tenía su acceso independiente tanto en planta baja como en planta alta. Unas zonas comunes de una magnitud asumible completaban el conjunto.

Los primeros estudios fueron bien acogidos por los promotores hasta que se llegó a uno que debiera ser el punto de partida para desarrollar el proyecto primero el básico y después el de ejecución.

Tan solo faltaba un trámite ordinario: la financiación. Se confeccionan los planos que aquí exhibimos para presentarlos al banco. El optimismo era palpable.

Pero oh mon Dieu, pas d’argent, no money, kein Geld, no hay dinero. Sin saberlo asistíamos al pistoletazo de salida de la crisis, desaceleración la bautizó el ministro Solbes por mandato imperativo.

El anteproyecto desde entonces está en un cajón. Lo desempolvamos y lo asomamos a esta ventana cibernética para que se airee y no se apolille. Una simple medida de higiene.

 Manuel Geómetra

El 20 de la calle Mayor

El 20 de la calle Mayor

20-fragmento-webSimpática edificación de planta baja y una altura dedicada y habilitada para residencia, primero para religiosas mayores y en la actualidad para estudiantes. Su fachada sin tener la rotundidad del número 22, la suple sin embargo con su juego decorativo. La entrada y el balcón central pertenecen a un cuerpo ligeramente avanzado mientras que el resto queda atrasado tan solo en unos 3-5cm. Este detalle le da un juego dinámico que junto a lo acertado de la gama cromática aplicada sobre los distintos paños confieren un conjunto de cierta armonía con tendencia ligera al exceso.  La rejería tiene toques de originalidad y ha sido adecuadamente restaurada que merced a su buen estado de conservación  ha consistido básicamente en un tratamiento con pintura de aspecto forja.

Queremos hacer especial incidencia en el acierto de la elección de la carpintería, que es metálica sustituyendo a la original que era de madera pero se ha huido de imitaciones a madera que tan desafortunados resultados suele dar. Se ha optado por un tono marrón oscuro que sin intentar imitar nada queda perfectamente integrado.

Levantar un frontón para disimular la caída de las aguas y crear la ilusión de una terraza inexistente no suele ser una solución acertada. Es este caso somos especialmente indulgentes pues parece el remate adecuado a la solución decorativa elegida.

La “Casa de las Monjas” así conocida en el acervo popular, es sin duda el “capricho de la calle Mayor”.

EMPLAZA-20-WEB

EMPLAZAMIENTO CALLE MAYOR-20 -GODELLA-

 Manuel Geómetra

EL-20-ALZADO-WEB

20+18+22-LAPIZ-WEB20+18+22-COLOR-WEB

Casa con Pozo

Casa con pozo

POZO-INTERIOR-1Proyecto:                            Vivienda Unifamiliar

Superficie:                          192,40m2.+Sótano-Bodega

Autor del Proyecto             Rafael Arlés Font, arquitecto

Colaborador:                      Manuel Salvador Redón, delineante

Promotor:                           Particular

Gestación del Proyecto:     6 meses

Redacción del Proyecto:     1 mes

Fecha Proyecto:                  Mayo de 2012

En nuestros días tener un proyecto para hacer aunque pequeño es una gran suertePOZO-LUCERNARIO, nadie lo duda. Si la vivienda a diseñar lo es sobre un solar estrecho entre medianeras irregulares de un tortuoso callejero y se depende de un derribo previo, tampoco por esta nimiedad vamos a quejarnos. A esto añadiremos que hay un pequeño sótano-bodega existente, una tinaja empotrada en el suelo y un pozo. Todo ello a conservar y a repristinar. Tenemos por otra parte como todo mortal una normativa que cumplir.

A estos condicionantes por su parte la propiedad aporta los siguientes imperativos:

Arco o arcos en la fachada y escalera de caracol para comunicar las dos plantas. Rien ne va plus! Como cantaba mi admirado Facundo Cabral, recientemente asesinado (por error): Caray, lo tendría todo si no me faltara el miedo. Juzguen por ustedes mismos.

PLANOS-1

Manuel GeómetraPLANOS-2


POZO-ALZADO
POZO-INTERIOR-GENERALPOZO-INTERIOR-SEMIGENERAL

Manuel Geómetra

La Baldosa Hidráulica (2/2)

La Baldosa Hidráulica (2/2)

cocina-2webUna de las consecuencias de la revolución industrial, conforme se avanzaba en logros industriales fue la de crear un contexto de imitación de materiales naturales incluso sustitución  de procesos artesanales por industriales. Viendo las posibilidades formales, cromáticas y facilidad relativa para reproducir diseños frente a materiales y técnicas de la antigüedad como piedra natural, cerámica etcétera, unido a un coste menor, la baldosa hidráulica fue acogida con entusiasmo por una burguesía industrial y mercantil emergente o consolidada. El estallido del Art Nouveau que corrió paralelo al desarrollismo industrial en nuestra versión patria esto es El Modernismo acogió como propio el solado con baldosa hidráulica.

Con el paso del tiempo la estructura social piramidal permitió que por deslizamiento estos solados también llegaran a otro tipo de viviendas más populares incluso en viviendas plurifamiliares. Su ámbito de expansión como marca la tradición fue el Mediterráneo en sus dos orillas, llegando incluso a Sudamérica.

Hasta aquí los datos. Hemos procurado darlos de forma clara y lo más conciso posible. Quienes quieran profundizar más encontrarán con seguridad otros foros. Queremos hablar ahora de emociones.

Quien asume la propiedad de una vivienda con solado de baldosa hidráulica, estamos casi convencidos no se tratará de un vivienda vulgar. El propietario tiene a sus pies uno de los pavimentos más bellos que el hombre ha creado, pero al mismo tiempo entendemos que contrae una gran responsabilidad con la historia de preservar un material noble e irrepetible. Es bien cierto que a menudo se halla muy deteriorado y recuperarlo en ocasiones puede costar casi lo mismo que si lo sustituyera por mármol. Pero hay estadíos intermedios, a menudo es cuestión de una buena limpieza que sin ser un procedimiento barato puede resultar asequible.

Recomendaríamos que en cualquier caso se pidiera consejo a gente especializada que es cierto no abundan pero haberlos “haylos”.

En nuestros días todavía hay talleres artesanos que siguen fabricando la baldosa.  Esta es otra opción.

El repertorio a lo largo de la historia ha sido muy extenso. Sobre un soporte de 20X20cm. el más común, piezas hexagonales u octogonales de menor tamaño, hasta piezas de 25x25cm. que es el mayor tamaño aconsejable se han desarrollado toda suerte de geometrías y colores. En otras ocasiones se intenta reproducir materiales naturales, como la piedra y el mármol, con jaspeados y otras técnicas. Naturalmente en el caso de estas últimas no salían dos piezas iguales pero todas las salidas de un mismo taller con una temática común armonizaban perfectamente.

mosaico-weTambién es posible que en alguna edificación de calidad puedan convivir solados de baldosa hidráulica con otros de mosaico de teselas, esto es piezas cerámicas de pequeño tamaño 3x3cm o 4x4cm.

Hay una artista radicada en Valencia Rous Hernández que se inspira para sus obras en los suelos de baldosa hidráulica. Este proyecto en el que está inmersa desde hace pocos años responde al nombre de Geométrica Doméstica.

BALDOSAS-WEB


Manuel Geómetra